Oye morena, ¿tú que miras?. Reseña

Buenas tardes!

¿Qué tal os ha ido la primera semana de septiembre?.

Os traigo una nueva reseña, esta vez de una novela que hizo reír muchísimo (como casi todas las de esta autora).

Titulo: Oye morena, ¿tú que miras?
Autor: Megan Maxwell
Editorial: Esencia
Género: romántica
Precio: 15,90
Nº de páginas: 488

Sinopsis:
 Hola, soy Coral. Siempre fui una romántica empedernida, hasta que el género masculino me rompió el corazón. Después de varios desengaños, os juro que me dije a mí misma que no iba a permitir que nadie más me hiciera daño. ¡Qué bonito es el amor, pero menuda mierdecita es sufrir por él!
Hoy por hoy me considero una mujer relativamente feliz. Trabajo como repostera, tengo unas amigas increíbles y una preciosa hija a la que adoro. En cuanto al temita hombres, lo único que pretendo es disfrutar de un sexo divertido con ellos y poco más. Sin embargo, debo confesar que hay uno que hace que se acelere mi atontado corazón cada vez que lo veo. Se llama Andrew y es el jefe de seguridad de las giras musicales de mi amiga Yanira.
Andrew es un bomboncito alto, de ojos oscuros, moreno y terriblemente atractivo. Y si a eso le sumas que conduce una moto y que tiene ese puntito canalla en su mirada que me vuelve loca, ¡ni te cuento! Pero Andrew es esquivo en lo que se refi ere a las relaciones amorosas, y eso me hace pensar que a él también le partieron el corazón y que por eso nunca repite con la misma mujer.
Repetir, repetir, yo no le voy a pedir que lo haga conmigo, pero cuando nuestras miradas se encuentran, una extraña corriente se genera entre nosotros, y eso me inquieta y me hace pensar en si realmente repetiremos algún día. 

Opinión personal: 

Esta novela es autoconclusiva, pero si es cierto que la protagonista, Coral, es una vieja conocida pues ya la conocimos en la bilogía "adivina quien soy", "adivina quien soy esta noche" y la otra novela autoconclusiva "sígueme la corriente"

Coral es la mejor amiga de Yanira (adivina quien soy). Es madre de una niña, Candela, y, después de la fallida relación con el padre de la niña, se propuso disfrutar del sexo sin ataduras ni remordimientos, vamos sin entrar en juego el corazón.
Andrew, por su parte, es el jefe de seguridad de Yanira y uno de los hombres con los que Coral pasó un buen rato hace años.

A pesar del tiempo que ha pasado, Coral no deja de pensar en Andrew, el que sólo tiene ojos para una pelirroja diferente cada noche. Pero, por cosas del destino, se ven "obligados" a pasar más tiempo de la cuenta juntos y se vuelven a acercar, lo que hará que nuevas sensaciones y sentimientos afloren.

Coral ha sido una protagonista que me ha gustado mucho, ya como secundaria en las otras novelas me gustaba y me reía mucho con ella. Es una mujer con carácter, liberal y generosa. Me encantó como plasma Megan la relación de Coral con su hija. Es uno de esos personajes que es imposible no cogerle cariño.

En cuanto a Andrew, decir que también me gustó mucho como protagonista (aunque donde esté un Ferrasa que se quiten los demás jj). Es bastante mujeriego, gracias a su gran atractivo, pero a pesar de su apariencia es dulce y muy atento. He de decir también que su transformación a lo largo de la novela me encantó.

También es importante en la historia, la familia de Andrew, una gran familia que tiene sus historias entre ellos y a los que les coges cariño también.

En resumen, esta novela nos cuenta la historia de la "gordicienta" o mejor conocida como Coral, alguien de que tenía muchas ganas de leer su historia. Otra vez más nos encontramos con una novela con los toques de humor típicos de la autora. Si queréis pasar un buen rato y os gusta la temática y la forma de escribir de Megan, no dudéis en darle una oportunidad.

Puntuación: 4.5/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo blog se hace grande gracias a los comentarios, por lo que son bien recibidos siempre que sean con respeto :)